NADANDO EN EL AZUL

Pon todo lo que eres, en lo mínimo que hagas…

Fue el primer deporte que conocí cuando aún era una niña; un azul de piscina no climatizada, en el frío invierno de mi cálida isla.

Reconozco que jamás volví a participar en ninguna prueba de natación, ni seguí vinculada a ningún club que me animara a mantener la disciplina de los largos.

A la vuelta de medio siglo – casualmente – vuelvo a sus aguas. Unas aguas en las que entrenas a solas, te esfuerzas hasta donde tú misma te marques los límites, y descubres la oportunidad de curiosear sobre los miles de pensamientos que te acompañan en cada brazada.

Y es ahora, en la madurez, cuando reconoces en este deporte la ocasión de disfrutar de momentos de introspección, de conocerte, de encontrarte contigo misma, y de tener la calma suficiente para que aparezcan soluciones a cuestiones que bajo estas aguas se vuelven simples…

Teresa Sanlés © 2020

EL CLUB DE LAS 5 DE LA MAÑANA

La mayor victoria se consigue en esas horas tempranas de la mañana, cuando nadie te mira y todos duermen…

(Robin Sharma)

La creatividad, la productividad, el rendimiento o la calidad de nuestra vida personal, no se transforman por el hecho de que nos levantemos a las cinco de la mañana, sino por lo que hacemos con los sesenta minutos siguientes. En la hora de la victoria.

Sus paginas están repletas de recomendaciones sobre pautas de conducta, qué hacer para alimentar nuestros imperios interiores. Mente, corazón, cuerpo y alma alineados.

Visualizar cada mañana mi desempeño ideal del día que empieza. Luego salir, y hacerlo lo mejor posible, para vivir ese día perfecto…

Inspira a la acción, sugiriendo hacer ejercicio físico intenso, conocernos escribiendo nuestras reflexiones en un diario ó meditando, aprender cada día algo nuevo teniendo a mano siempre un libro… El reto es buscar el hueco diario en nuestra rutinaria agenda.

Unas pequeñas mejoras diarias, de forma constante consiguen grandes resultados.

Cada día es una vida en miniatura, así que merece la pena madrugar…

Teresa Sanlés © 2019